Enfermedades típicas de la vuelta al cole

Los más pequeños de la casa empiezan la guardería y el cole, y con ellos llegan los virus. Las guarderías y los colegios son focos de contagio; según el Ministerio de Sanidad y Consumo el 90% de las enfermedades de los más pequeños son producidas por el contacto con otros niños.

La frecuencia de las infecciones infantiles es mayor cuánto más pequeño sea el niño. Los padres que llevan a sus hijos a las guarderías tienen que contar con el riesgo de que su hijo coja alguna infección por contagio de otro niño. Esta circunstancia es la más normal, producida por la convivencia diaria con otros niños.

Entre las infecciones más comunes por contagio, destacan
infecciones respiratorias, catarros, otitis, procesos diarreicos, varicela o los piojos.
Para poder prevenir estos contagios, es muy importante la higiene: lavarse las manos, taparse la boca al toser o estornudar, no meterse objetos en la boca como los lápices o no llevar al niño al cole si tiene síntomas de gripe para evitar el contagio.

Evitar que el peque se contagie, en la mayoría de las ocasiones resulta imposible; pero podemos ayudar a que no se extienda el contagio y a intentar prevenirlo.