Se trata de un proyecto interdisciplinar en el que interviene diferentes materias, metodologías y escolares con un mismo fin: usar el arte para lograr valores y participar en la educación formal a través de recursos atractivos y motivadores con un alcance mayor fuera de las aulas, creando situaciones de aprendizajes donde se pueden desarrollar las competencias necesarias que faciliten la adquisición de valores y los objetivos previstos.